El compás del chotis, el dulce aroma de las rosquillas, y el de la refrescante limonada, los vistosos mantones y adornos con flores, etc. han hecho de esta jornada un particular homenaje a nuestro patrón, San Isidro.
Nuestra guardería Infantil de Chamartín, Madrid, se transforma este día en una pradera muy especial, donde sus chulapos y chulapas, al ritmo del organillo, se divierten y comparten las tradiciones más castizas.