La escuela infantil Pippo en Madrid, una de las principales escuelas recomendadas por la Asociación Mundial de Educadores Infantiles

* Por incidir en un modelo en el que todas las actividades giran en torno a la afectividad

* Pippo trabaja eficazmente en las diferentes etapas madurativas de los niños y niñas desde la calle Clara del Rey de Madrid

* AMEI-WAECE tiene programas en más de 20 países y grandes reconocimientos nacionales e internacionales

Madrid, 6 de marzo de 2018.- Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE), organización que trabaja desde hace más de 25 años en asegurar la calidad en la educación que reciben los niños y niñas de 0 a 6 años, ha seleccionado a la Escuela Infantil Pippo como Centro Asociado al reconocer su trabajo en la formación de sus alumnos en torno a la afectividad.

Según AMEI-WAECE, esta escuela, situada en la calle Clara del Rey de Madrid, en pleno corazón del distrito de Chamartín, trabaja eficazmente en las diferentes etapas madurativas de los niños y niñas y consigue proporcionar a cada alumno un medio físico y social que lo estimula y le permite un correcto desarrollo, favoreciendo el aprendizaje y facilitando los refuerzos educativos necesarios para conseguir una maduración acorde con su momento evolutivo.

En esta línea, AMEI-WAECE destaca la contribución y coordinación del equipo de profesionales del centro y valoran positivamente los resultados de la formación continua que todos ellos realizan a través de diferentes cursos, congresos y foros, y que les permite estar en contacto directo con la realidad educativa y evolucionar en consonancia con las nuevas corrientes psicopedagógicas.

Por eso en Pippo, por ejemplo, ofrecen inglés de una forma natural y lúdica empleando diferentes recursos didácticos. Como explica Esther Lucio, directora de Pippo, según las actuales teorías lingüísticas, la adquisición de una segunda lengua en los niños y niñas sigue procesos similares a la adquisición de la lengua materna”.

Este compromiso con la vanguardia en el desarrollo madurativo de los niños también se manifiesta en los Gabinetes Médico y Psicopedagógico, a través de los cuales la escuela trata de prevenir y detectar cualquier anomalía en el crecimiento de sus alumnos y orientar a los padres ante las dificultades que pudieran presentarse, tanto en el campo de la salud como en el del desarrollo.

Adaptación del espacio

Cada espacio del centro está adaptado específicamente para un uso concreto y en todos ellos se cuida al máximo la seguridad, el confort, la calidez y el estímulo, de modo que el niño lleva a cabo su actividad en un lugar propicio y adecuado a su estadio madurativo, donde disfruta aprendiendo.

Otra parte importante de la labor de Pippo son las excursiones que, como afirma la Sra. Lucio, “enriquecen las actividades que se llevan a cabo dentro del aula. Las granjas-escuelas, las bibliotecas, los teatros, los espacios naturales (Jardín Botánico) o los museos (Thyssen, Ciencias Naturales, El Prado, Museo del Ferrocarril, Museo del Traje, Museo del Aire...) son algunas de las excursiones más apreciadas por nuestros alumnos”.

Para complementar sus servicios, también ofrecen natación. La actividad se lleva a cabo en un Centro de Natación muy cercano, un día a la semana y en horario lectivo.

La Escuela Infantil Pippo cuenta con un aula para bebés y dos aulas por cada nivel de edad entre uno y tres años, con las que el centro promueve la confección de grupos de niños y niñas homogéneos, que atiendan a la madurez de cada niño y les permita aprovechar mejor las características y peculiaridades de cada uno. El centro abre sus puertas a las 7'30h y cierra a las 19'00h.  Además, ofrece un Servicio Asistencial por horas o días, para niños de hasta seis años, especialmente indicado, por ejemplo, para períodos no lectivos o vacacionales en el colegio para favorecer la conciliación laboral.

Juan Sánchez Muliterno, presidente de AMEI-WAECE, destaca el carácter innovador de las propuestas pedagógicas de Pippo. “Un programa de estimulación temprana como el de la Escuela Infantil Pippo, basado en la afectividad, es el nutriente fundamental para alimentar el desarrollo evolutivo de los más pequeños”. “Sin duda es un centro educativo que desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles recomendamos a los padres”.

AMEI-WAECE cuenta con reconocido prestigio internacional, es Compañero de Primera Infancia de la UNESCO, Asociada al DPI/NGO de las Naciones Unidas (UN) y miembro de la Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) –entre otros-.