¿Estás buscando una guardería infantil en Prosperidad, Madrid? Nos gustaría hablarte en este post de la importancia de la estimulación temprana y las áreas en las que debe trabajarse. Toda la programación para este ciclo educativo busca favorecer el desarrollo de las capacidades sociales, motoras y emocionales.

La estimulación temprana se basa en un conjunto de actividades realizadas con un bebé de forma controlada a partir del primer mes de vida y hasta que cumple los tres años de edad, aproximadamente. El propósito es potenciar el desarrollo de sus capacidades físicas y socio-afectivas.

En nuestra guardería infantil en Prosperidad, Madrid, trabajamos la estimulación temprana en varias áreas. En primer lugar, en la motriz para ejercitar el control y la coordinación corporal. También damos mucha importancia a los factores cognitivos para potenciar el razonamiento, la comprensión y la capacidad de reacción. En tercer lugar, nos encargamos de fomentar aspectos emocionales para que ganen en seguridad, independencia y sociabilidad. Además de que favorecemos, paralelamente, procesos linguísticos.

¿Cómo beneficia esta estimulación a los niños? Con dichas actividades, se consigue que descubran y expresen sus capacidades a través de la creatividad y la emoción.

Otro aspecto positivo es que les aporta seguridad al expresarse como seres únicos e irrepetibles. Asimismo, hay que subrayar que se potencia el desarrollo perceptivo mediante sensaciones y relaciones entre uno mismo y el exterior.

Si quieres conocer más beneficios de la estimulación temprana, puedes preguntar a los profesionales de la

Escuela Infantil Pippo