Comer en la guardería, una actividad llena de experiencias gratificantes

91 415 87 93
Comer en la guardería, una actividad llena de experiencias gratificantes

Ya tenemos todo a punto para comenzar el año escolar en nuestra escuela infantil en Chamartín, Madrid, y como cada año hemos programado un montón de actividades y proyectos para los más pequeños. También como todos los años, estamos preparando minuciosamente los diferentes menús que van a disfrutar cada día. Creemos firmemente que la alimentación es un factor de gran importancia en el desarrollo de nuestros alumnos.

Lógicamente elaboramos estos menús cuidando de que sea una dieta sana, equilibrada y adecuada para cada edad. Pero no podemos pasar por alto las oportunidades educativas y formativas que nos permite también el momento de las comidas. Hay que ser conscientes de que los buenos hábitos alimentarios sirven además, para que los pequeños vayan descubriendo sabores, texturas, formas, temperaturas… Experiencias muy agradables y variadas que también se convierten en aprendizajes en el terreno de la sociabilidad, del lenguaje, de la psicomotricidad…

Cada año, algunos de los padres de nuestros alumnos tratan de advertirnos de lo mal comedor que es su hijo. Piensan que, si para  ellos (este momento) suele ser una pequeña batalla, en una escuela infantil en Chamartín, Madrid,  dando la comida a varios niños al mismo tiempo, la situación debería ser mucho peor. Pero lo cierto es que, estos niños suelen comer mejor en la guardería que en su casa y, al cabo de solamente unas semanas, el cambio que manifiestan es radical. El horario fijo, las comidas en grupo, la imitación de sus compañeros…  son factores que, sin duda, influyen en esta transformación.